El Sender score es la puntuación automática que emBlue asigna a cada cuenta de acuerdo a la performance que tuvo en los últimos 180 días. Su objetivo es dar una idea aproximada del estado en que se encuentra la cuenta y las posibilidades de mejora que puede tener.

Para ello, toma información precisa sobre: envíos realizados, rebotes, aperturas, clics y desuscripciones. Luego desglosa esta información en cuatro etapas donde cada una de ellas tiene una influencia distinta en la calificación. Teniendo en cuenta los últimos 7 días sobre el total de los días analizados para construir el valor del sender score.

Últimos 7 días = 50% de influencia en la calificación
Últimos 15 días = 30% de influencia en la calificación
Últimos 30 días = 15% de influencia en la calificación
Últimos 180 días = 5% de influencia en la calificación

La calificación varía de 0 a 10 y se actualiza cada tres días.

Si tu calificación se encuentra baja te damos algunos puntos claves para mejorarla:

– Evitar reactivar contactos en cuarentena.
– Tener un sender validado (trusted sender).
– Segmentar tu base en función al interés que los contactos muestren en relación a los envíos realizados.
– Controlar la frecuencia de los envíos para no saturar al contacto y evitar la posible desuscripción.

Algunas herramientas de utilidad para cumplir estos objetivos:
– Utilizar remarketing para hacer envíos con contenidos segmentados en base por ejemplo al interés de los contactos.
– Activar touch rules si realizas muchos envíos en periodos cortos de tiempo.
– Depurar tu base de datos removiendo contactos con rebotes recurrentes.
– Utilizar perfiles para desestimar contactos sin actividad reciente.

Para conocer más estrategias visita nuestro Blog de emBlue:  ¿Cómo logramos un Sender con buena puntuación?